CABALLOS PINTADOS:LOS CABALLOS DE VELÁZQUEZ

1635-Óleo.Mueseo del Prado

Reina Margarita de Austria a caballo. Retrato. 1635-Óleo.Museo del Prado

Continuamos con nuestros ” caballos pintados” , esta serie de pintores famosos y su relación con los caballos. Esta vez investigamos al  gran artista sevillano Diego Velazquez.

Diego de Silva Velázquez nació en Sevilla en 1599 de padre portugués y madre española y murió en Madrid en 1660. Viajó dos veces a Italia , lugar de grandes artistas, donde aprendió mucho sobre los grandes maestros y sus obras. Fue nombrado por el rey Felipe IV pintor de cámara (Pintor oficial) y ello significó una acomodada posición social y económica para toda su vida además de tener repetidos encargos para retratar a los miembros de la familia real (en aquel tiempo no existía la fotografía). Sus obras son muy variadas: mitológicas (Marte, Venus del espejo, Los Borrachos, La fragua de Vulcano, Las Hilanderas), paisajes (Villa Médicis), retratos (Felipe IV, Mariana de Austria, Los bufones, Conde-Duque de Olivares, Inocencio X), religiosas (Cristo crucificado, Adoración de los magos, la Túnica de José), costumbristas (Vieja friendo huevos, El aguador de Sevilla), bélicas ( Las Lanzas). De los diferentes animales que pintó , los caballos han acabado ganándose un lugar propio en la Historia del Arte. Gracias a la aguda mirada del artista, comparten protagonismo con el retratado. Son un personaje más, que Velázquez pinta con maestría e incluso cierto mimo, advertido en los pequeños detalles como el dibujo de las crines o la expresión de los ojos.

Caballo-blanco

Caballo blanco de Velazquez. Colección particular

Conde-Duque-de-Olivares

Retrato ecuestre del Conde-Duque de Olivares. 1638.Museo del Prado. Madrid.

COMO SON LOS CABALLOS VELAZQUEÑOS: Los caballos que pinta Velazquez son robustos y vigorosos, trasmitiendo una sensación de solidez. Pertenecían a una raza especial creada para la caballería española, fruto del cruce de ejemplares flamencos, únicos por su fortaleza, con caballos andaluces de gran rapidez y elegancia. Estaban considerados verdaderas máquinas de guerra por la enorme fuerza y coraje que demostraban en el combate. Podemos contemplar la destreza de Velázquez al pintarlos en varias de sus obras, como en “La Rendición de Breda”, en el que formando un conjunto con las picas y los soldados, los cuartos traseros de un caballo cierran la escena como un paréntesis, mientras, al otro extremo, la cabeza de un equino parece escuchar atento la conversación de los personajes más cercanos;

Óleo sobre lienzo.307 x 367 cm .Museo del Prado.Madrid.Spain

Óleo sobre lienzo.307 x 367 cm .Museo del Prado.Madrid.Spain

o en “Caballo blanco”, donde el pelaje del animal contrasta con la oscuridad de fondo. Fue realizado por el artista en previsión de futuros problemas con el retrato del Conde-Duque de Olivares, donde aparece el valido como militar en combate, al modo de Julio César, pese a que nunca entró en batalla. Ambos corceles se encuentran en la misma postura, en corveta, ensillados y de espaldas al espectador, en una postura clásica del arte barroco. A la muerte de Velázquez,”Caballo blanco” fue modificado añadiéndose una figura de Santiago Matamoros. Afortunadamente, durante la restauración el apóstol fue borrado y hoy luce el soberbio animal tal y como lo concibió el artista. Dicen que los caballos de Velázquez son tan tripudos porque el maestro se hacía traer animales muertos que sujetaba del techo mediante unas colgaduras para copiarlos. Pasaban los días y los vientres se iban hinchando como consecuencia de la putrefacción. Nunca plasmaba las patas de manera natural, lo cual es lógico teniendo en cuenta la rigidez de los cadáveres. Apenas hay caballo salido de su pincel cuya radiografía no revele varios arrepentimientos. En algunos casos, el distinto relieve de la pintura permite, a simple vista, apreciar tres patas donde sólo debería haber dos. ¿No es bueno saber que los grandes genios también dudan y se confunden?

“El odio es la tristeza del amor” Velazquez

oleo sobre lienzo

Detalle retrato ecuestre de Felipe III

« No sirve de nada tener lo mejor y no ser el mejor. », Diego Velázquez

 

Felipe-III

Felipe III

Felipe-IV

Felipe IV a caballo

IsabelBorbonp

Isabel de Borbón

« Procura que tus sueños se vuelvan metas y no se queden sólo en sueños. »

  Además de pintar un caballo gordito, en el cuadro de Felipe IV se puede apreciar el llamado pentimenti o pentimento (arrepentimiento), las modificaciones que realizaban los pintores en los cuadros para corregir algo que no les acababa de gustar. Aunque estas modificaciones quedaban cubiertas por la nueva capa de pintura, el tiempo ha sacado a la luz algunas de ellas. En algunos casos, se puede comprobar que el lienzo ha sido reutilizado para pintar otro cuadro completamente distinto. En este cuadro se pueden apreciar claramente en el perfil del rostro del rey, en las plumas del sombrero y, sobre todo, en las tres patas traseras del caballo. El pentimenti de las patas pudo deberse a que tenía que sortear la rigidez cadavérica de las extremidades de los caballos.

Príncipe Baltasar Carlos

El Príncipe Baltasar Carlos a caballo, 1635, (Barroco), Óleo sobre lienzo, 209 x 173 cm., Museo del Prado, Madrid (ES)

Velázquez pintaba con gran seguridad encontrando la solución específica para cada problema. Su técnica, suelta y precisa, no sacrifica el más mínimo detalle realista. Su pintura es el resultado de un largo proceso intelectual. Cada vez, con menos materia hacía más. Pensaba mucho y pintaba poco, veía el mundo con ojos nuevos y sólo una técnica original como la suya puede transmitirnos su original visión de las cosas, por esto es un gran innovador del arte de la pintura. Como dijo de él Rafael Mengs, ya en el siglo XVIII, “Velázquez no pintaba con los pinceles. Pintaba con la intención”. Fuentes y links: historiasdelahistoria.com Elcultural.es Velázquez, técnica y evolución”, Carmen Garrido. Museo del Prado, 1992. http://comentariosbrevesjinetes.blogspot.com.es/2012/02/el-caballo-y-los-maestros.html

PROXIMA ENTREGA: GEORGE STUBBS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s